En San Cristóbal perros maltratos encuentran una nueva vida

Albergue de San Cristóbal, donde los perros maltratados encuentran una nueva vida

Albergue San Cristóbal

Albergue San Cristóbal

Por: Zamira Blas Bernal / Imágenes: Natalia Pescador /

A casi 100 kilómetros del DF, en el municipio de Jilotepec, Estado de México, se encuentra el albergue de San Cristóbal, un lugar donde actualmente habitan alrededor de 500 perros que fueron rescatados de la calle y de condiciones de maltrato. Muchos de ellos nunca han tenido un hogar ni conocen el cariño de la gente, pero en este sitio tienen la oportunidad de comenzar una nueva vida.

 

Albergue San Cristóbal

Cristóbal Súarez

Cristóbal Suárez Sánchez

“Siento que ésta es mi misión en la vida porque desde siempre me han importado los animales”, cuenta Cristóbal con lágrimas en los ojos mientras cuidadosamente quita los nudos de una perra tipo french color blanco y habla de su inspiración para abrir el albergue San Cristóbal: sus dos perros de la infancia Quijote y Puchi.

Desde hace un par de años, en el municipio de Jilotepec, en el Estado de México, vive Cristóbal Suárez Sánchez en un pequeño cuarto en medio del albergue con las cosas básicas -cama, baño, estufa, un ropero y una mesa- acompañado de sus casi 500 perros mestizos y de raza, la mayoría maltratados, abandonados a su suerte en la calle y con historias horribles de violencia, pero todos acogidos por él.

 

El albergue

Son un par de hectáreas las que conforman el albergue que se encuentra dividido por corrales en secciones donde los perros cuentan con espacio suficiente para esparcirse con agua y alimento, todo perfectamente limpio. Entre otras, está el área de “viejitos” y la de cachorros donde se puede ver perros de todos tamaños y colores en un óptimo estado de salud.

Albergue San Cristóbal

Flaco

Sobre el kilómetro 95 de la autopista México-Querétaro se encuentra un camino de terracería y sobre él, Flaco, un perro mestizo de talla grande color miel quien recibe a los visitantes moviendo felizmente la cola y caminando hacia el albergue dando la impresión de ser el guía encargado de recibir y guiar a las personas por las instalaciones.

Cristóbal, un tipo robusto y de cara amigable quien durante la jornada de baño a los perros usa una playera con la frase “Keep Calm and Adopt a Dog”, se muestra feliz por la asistencia de las personas y coordina a su gente para ofrecer comida y calentar agua para los canes, a pesar de que, con gran coraje, cuenta que no se ha salvado de difamaciones e incluso ha sido acusado de zoofilia.

 

¿Cómo ayudar?

Aunque, afortunadamente, no ha habido ningún día en que los animales del San Cristóbal se queden sin comer, siempre se necesita ayuda desde croquetas, utensilios básicos como shampoo, detergente, toallas, cobijas, periódico, platos, casitas de perros hasta voluntarios que asistan a bañar a los canes durante las jornadas que se organizan aproximadamente cada dos meses.

En el albergue permanentemente se busca sensibilizar a la gente sobre la protección y defensa de los animales, la promoción de la adopción en vez de compras, así como la importancia de fomentar la esterilización de animales de compañía.

Si quieres colaborar con el albergue San Cristóbal para que siga luchando por la protección y bienestar de los animales, cualquier aportación ayudará a más perros en situación de calle y/o maltratados, proporcionándoles rehabilitación, hospedaje, comida, atención veterinaria y cariño, mientras encuentran un nuevo hogar.

 

Adopción

Para información de adopciones o donativos se puede escribir a contacto@alberguesancristobal.org aquí puedes ver las fotos de los perros que hay en adopción, incluso puedes realizar adopciones virtuales.

Comentarios