“Hay que romper el espíritu” de un elefante para someterlo.

Para que un elefante “entrenga a un público” o trabaje, primero hay “romperlo”. PETA Latino

Comentarios

Comunidad